CAVAS DE PARAJE CALIFICADO Por Oscar LLopart (Enólogo de Bodegas Sumarroca)

En poco tiempo vamos a oír hablar de este nuevo concepto en el sector del cava. Será, esperemos, un concepto atractivo y entendedor para los consumidores. Pero antes de empezar a describir  de qué se trata vamos a situarnos en cómo se encuentra el concepto general del cava.

El cava es una denominación de origen que, en sí misma, incluye diferentes comunidades autónomas, con lo cual no nos indica ningún origen en concreto, como sí que hacen la mayoría de las denominaciones de origen restantes. Podemos encontrar vinos base elaborados desde Extremadura hasta el Empordà, siempre con el núcleo central en el Penedés. Por lo tanto, desde un inicio esta denominación de origen nos indica principalmente un método de elaboración más que una región determinada.

La demanda general del consumidor actual se sitúa en el conocimiento más profundo de los productos que va a consumir y uno de los tres puntos principales es el conocimiento de la procedencia exacta del cava en este caso. Los otros dos puntos, importantes también, son el precio y la calidad transmitida (tanto visualmente como organolépticamente), conceptos que dan para artículos posteriores y que no vamos a tratar en este caso.

Con esta problemática actual nos aparece esta nueva categoría de cavas, los “Cava de Paraje Calificado”. En esta categoría se encuentran los cavas que proceden de una zona determinada. Y no tan solo de una zona, que podría ser una provincia o parte de ella, sino de un área caracterizada y distinta a las áreas de alrededor.

Esta extensión más o menos importante es la que nos puede llevar a confusión ya que tradicionalmente el cava procede de una mezcla de variedades y, por lo tanto, de una mezcla de parcelas vitícolas.

Desde Sumarroca esta confusión no aparece ya que nuestros cavas proceden de nuestros viñedos y, hablando claro, solo tenemos 3 fincas, aunque esto nos da más de 270 ha de viñedo en total. Las fincas de Molí Coloma (Subirats) y Sabartés (Banyeres del Penedès) están perfectamente diferenciadas porque se encuentran separadas físicamente por 30 km en el caso de Sabartés y la de Molí Coloma es donde se encuentra la bodega. La tercera y más importante en extensión se encuentra a 4 km de la bodega.

Por lo tanto, la capacidad para encontrar parcelas diferenciadas es muy amplia. Aquí es donde entra el factor clave que es la experimentación y seguimiento de las parcelas separadamente para poder seleccionar las parcelas que nos proponen un cava distinto y particular, único.

Fruto de esta selección a lo largo de los años, Sumarroca ofrece una gama de cavas procedentes de unas parcelas diferenciadas por su calidad y su terroir característico y ÚNICO. Se trata de la gama de cavas NURIA CLAVEROL.

NURIA CLAVEROL ROSÉ: Paraje situado enfrente de nuestra bodega y a los pies del puerto del Ordal. Tiene un terrena con bastantes arenas y gravas que le confieren al cava frescura y elegancia, con notas afrutadas y sutiles notas de levadura.

NURIA CLAVEROL BLANC DE NEGRES: Pinot noir procedente del paraje Rosendo, situado en la parte más elevada de nuestra finca Sumarroca. Es un suelo extremadamente calcáreo y con muy pocos nutrientes. Le aporta al cava una frescura, mineralidad y complejidad elevada, donde los aromas son sutiles y la extensa crianza de más de 36 meses tan solo empieza a aparecer.

NURIA CLAVEROL ALLIER. Chardonnay situado a unos pocos metros del Pinot noir del Blanc de negres, siendo las características similares. Mejora la frutosidad del vino que nos es necesaria para soportar la fermentación en barrricas de roble francés, característico de esta cava.

NURIA CLAVEROL HOMENATGE.  Decano de la gama NURIA, se trata de un xarel.lo extremadamente fresco, con mucho carácter y personalidad. Paraje situado entre los dos anteriores pero con un suelo significativamente diferente donde las gravas y arenas se sustituyen en profundidad por limos aéreos procedentes de centenares de kilómetros de distancia que le dan el carácter y personalidad única.